Pity..!!
Instantes

Cayo..!!
Ama

Wilin..!!
Adelante

Fabian..!!
Hijos

Carito
Versos

Carlotín..!!
Profeta

Luischi
Volveran

Sofy Carpio
Amiga

Volver a Página de Inicio
Un terrible carcelero puede ser
nuestra manera de pensar . .
A veces la peor cárcel que tenemos, son nuestros propios paradigmas que nos atan y ciegan, que no nos permite ver mas adelante.

Somos presos en nuestra propia celda, donde ademas de prisioneros somos el torturador y carcelero.
Tenemos las llaves, pero no osamos usarlas, así, somos cautivos de nuestro peor verdugo.

Si es el miedo quién nos metió aquí, los motivos pueden ser:

  • Una decepción amorosa, una infidelidad, una autoestima mal comprendida.

    Una niñez desdichada, o lo contrario una sobreprotección paternal.

    Un defecto físico, pobreza económica, una ideología, o una religión castrante, etc.

  • Este motivo, no nos permite siquiera asomarnos por las rejas al exterior.

    Con el tiempo nos hemos acostumbrado a lo reducido de nuestra celda, que los espacios grandes los detestamos. Y la libertad eso es, un espacio grande.

  • Quizá la felicidad no este fuera de esas cuatro paredes , pero si esta la oportunidad de crearla.

    Porque a la felicidad hay que crearla, no existe sobre pedido, pero necesita un elemento primordial, la libertad.

    Si no existe esta, le podrás echar la culpa a cualquier intromisión externa , y a lo mejor tendrás razón o por lo menos tendrás una excusa digna de tomarse en cuenta.

    Ya intuimos el motivo, ahora cual será ese calabozo?

  • Una relación incorrecta difícil de terminar, o una relación que sobrevive por falta de una decisión.

    Una vida sombría y sin esperanza, una rebelión continua a una situación que no se entiende

    Un miedo a usar tu libre albedrío y equivocarte.

  • No tengas miedo, no va a pasar nada, que no tenga remedio, lo peor que podría pasar es que te acostumbres tanto a esa situación que creas que para no ti, no hay otra.

    Tienes derecho a la felicidad, nadie tiene la tuya, tu solo debes construirla.

  • De tu vida puedes hacer que ésta sea feliz o infeliz, no depende de nadie mas que de ti.

    Si los malvados tienen derecho a ella, con mayor razón tu, que no lo eres.

    Esa mazmorra, recuerda, podrá matar tu cuerpo, pero jamás tu alma.

    Déjala que te enseñe a ser libre y a construir tu felicidad.

 

La felicidad si existe y
tienes derecho a ella...!!
Paradigmas
Sistémicos
Sintácticos
Eurísticos
Matemáticos

Volver al principio

Te espero en: wilucha@gmail.com

Esta page está en: www.wilocarpio.com.ar

01/09/2002