Volver a Inicio Volver Dios los bendiga . .!!

Las manos del abuelo
o de la abuela

El abuelo, con noventa y tantos años,
sentado débilmente en la banca del patio, no se movía.
Solo estaba sentado cabizbajo mirando sus manos.

Cuando me senté a su lado no se dio por enterado
y entre más tiempo pasaba, me pregunté si estaba bien.

Finalmente, solo queriendo verificar que estuviese bien,
le pregunté cómo se sentía

Demos gracias a Dios por nuestras manos,
solo aquellos que no las tienen
saben el valor que ellas representan en nuestras vidas
.
Paradigmas
Sistémicos
Sintácticos
Eurísticos
Matemáticos

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul..
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz..!!!
.

04/03/2006

Te espero en: wilucha@gmail.com

Esta page está en: www.wilocarpio.com.ar

Volver al principio